skip to Main Content
5 Claves Para Una Estrategia De Fleet Management

Para los gerentes de flota, el 2020 ha sido un año desafiante pero incluso antes del coronavirus, las flotas estaban cambiando rápidamente. Estas transformaciones del contexto nos obligan a estar preparados para adaptarnos a los nuevos escenarios. Desde RDA, desarrollamos 5 aspectos clave para definir la estrategia de fleet management.

  1. Conocer la flota
  2. Para aumentar la productividad de la flota es indispensable invertir tiempo en conocerla. Y para ello, saber cómo está compuesta permitirá implementar mejores prácticas en la administración.
    Es probable que los gerentes de flota regionales o nacionales que no puedan proporcionar un listado de sus vehículos, no estén administrando su flota al nivel que deberían.

  3. Saber qué están haciendo otras flotas
  4. Un administrador de flotas debe estar al tanto de lo que hacen otras compañías con la gestión de sus vehículos. Esto les ayudará a comprender qué aspectos pueden mejorarse y abrirá un abanico de oportunidades de optimización.

    Mantenerse actualizado sobre lo que están haciendo los demás puede ser cuestión de estar en contacto con otros departamentos de la flota: a un nivel superior (global, regional) o a un nivel inferior (regional, nacional). También, pueden sumar las conferencias internacionales y los eventos para establecer contactos útiles, al igual que la pertenencia a asociaciones de gestión de flotas. Acceder a un benchmarking de empresas por tipo de industria con la información que pueda brindar un proveedor como RDA, es también un instrumento fundamental para tomar decisiones que minimicen los riesgos.

  5. Centrarse en el TCO y la eficiencia
  6. Este punto debe ser uno de los objetivos principales. En principio, es una prioridad que puede estar (o parecer) en desacuerdo con los objetivos de sostenibilidad, pero las flotas que realizan un equilibrio correcto pueden lograr buenos resultados. En el contexto adecuado y con las herramientas correctas, las nuevas opciones de flota y movilidad, como los vehículos eléctricos, el carsharing y la movilidad alternativa, pueden ir de la mano con la eficiencia.

    El primer paso para el control del TCO enlaza con el primer elemento de esta lista: conocer la flota y tener un listado de todos los partners: compañías de arrendamiento financiero, fabricantes de automóviles, compañías de seguros, empresas de energía y otros socios. En un segundo paso, diseñar un plan para gestionar, optimizar o reducir estas asociaciones.

  7. Considerar variaciones regionales o nacionales
  8. Cada mercado o región tiene sus propias regulaciones, distinta infraestructura, otros impuestos y también, otras expectativa de mercado.
    Es importante recopilar las mejores prácticas en torno a las organizaciones del mercado y ponerlas a disposición de todos los administradores de flotas.

  9. Ser sustentables
  10. Los objetivos de sostenibilidad y emisiones son una de las principales prioridades estratégicas para la mayoría de las flotas. La movilidad eléctrica surge como una posibilidad para cumplimentar este objetivo pero sabemos que no es factible en todos los países. Por eso, lo principal es comprender qué desafíos tienen las flotas locales, qué madurez y en función de este escenario, evaluar qué es factible de hacer.