skip to Main Content
Obtuvimos La Certificación De Empresa B

En el mundo hay más de 2.650 Empresas B Certificadas, en más de 60 países, de las cuales 85 son Argentinas. Con esta certificación RDA se compromete a medir el impacto que generan las acciones en los trabajadores, en la comunidad y el medio ambiente, y a operar con altos estándares de desempeño y transparencia. Además, así ampliamos el deber fiduciario de nuestros accionistas y gestores en sus estatutos para incorporar intereses no financieros de largo plazo.

Marcos Zubillaga, Gerente Financiero de la compañía, comparte algunas reflexiones:

¿Qué implica para RDA ser Empresa B?

Es un gran paso para RDA el poder haber certificado como Empresa B ya que confirma la forma de llevar a cabo su modelo de negocios y la impronta que tiene desde el inicio de sus actividades, basándose en la honestidad, la transparencia y el diálogo para abrir caminos y oportunidades.

¿Por qué otras compañías deberían sumarse?

La empresa es el lugar desde donde debe aparecer el cambio. Fue este modelo de negocios y de consumo a nivel global el que nos llevó a la situación crítica en materia ambiental y de tanta desigualdad a nivel social y económica que vivimos hoy. Debemos cambiar la idea que una empresa solamente debe buscar el rédito económico por la búsqueda del bien común y el beneficio de todos.

¿Qué acciones llevan a cabo como empresa B?

En esta primera etapa, RDA puso foco en el desarrollo de sus trabajadores y de la comunidad de la que es parte. Lo primero se cumple a través de una búsqueda constante por mejorar e innovar en los beneficios que los empleados de RDA perciben. Aquí la comunicación y diálogo interno es muy importante para implementar las ideas correctas. En cuanto a la comunidad, la acción que más nos gusta destacar es el curso que dictamos a alumnos del último año del colegio “San Pedro Claver” una institución del barrio Ricardo Rojas. Este curso se dedica a enseñar cómo prepararse para empezar estudios universitarios y cómo iniciarse en el mercado laboral. Del mismo participan voluntariamente empleados de RDA, quienes aportan sus conocimientos y experiencias.

También estamos trabajando en desarrollar nuestra red de prestadores (más de 800 talleres mecánicos), para que ellos adopten el modelo de impacto B. Si bien esto se planea lograr en el mediano/largo plazo, desde este año se está trabajando por este objetivo. El camino B se presenta como un gran desafío y seguramente el paso del tiempo nos permita generar más y mejores acciones.