skip to Main Content
Renting Vs Leasing: ¿cuáles Son Las Diferencias?

Una de las preguntas más frecuentes que recibimos a diario es ¿en qué se diferencia un servicio de renting de un servicio de leasing? El leasing o arrendamiento financiero, como también es conocido, surgió hace ya varias décadas y rápidamente se extendió por todo el mundo. Pero desde hace unos años, el renting entró en el mercado y muchas empresas uruguayas optan por las posibilidades que otorga, una versión mejorada del servicio de alquiler y administración de flota.

En RDA Uruguay, elegimos brindar a nuestros clientes un servicio con múltiples beneficios y con mejores costos, en comparación al leasing o administración vehículos propios.

Principales diferencias: renting vs leasing

Entre sus principales ventajas, el renting ofrece la posibilidad de alquilar los vehículos por largos plazos con soluciones integrales. El servicio, que está pensado para contratos de dos a cuatro años, incluye mantenimiento, reparaciones, asistencia técnica, cambio de neumáticos, gestiones administrativas, entre otros, a través del pago de un canon mensual a una empresa proveedora única. El leasing deja en evidencia una falta de previsibilidad de gastos, la incertidumbre por los costos y los problemas de mantenimiento evitables. Estos puntos ponen el énfasis cada vez más en el rendimiento a mediano y largo plazo del renting.

Otra cuestión importante se relaciona con la inversión inicial que realiza la empresa, tanto en leasing como en renting. Dicha inversión no es igual, esto se debe a que en el caso del renting no existe inmovilización del capital. El único gasto que le supone al cliente es la contratación del servicio y el canon mensual a largo plazo, y le permite disponer de ese capital como oportunidad para otras inversiones. En el caso del leasing, el capital inmovilizado es mayor porque en leasing se debe registrar en su contabilidad e impuestos. En renting, no se está obligado a hacerlo.

Además, bajo el servicio del renting la facturación es única. En un mismo administrador, se conglomeran todas las soluciones fiscales. En leasing, parte de la cuota mensual no es deducible y el IVA se abona aparte. En cambio, en renting, el IVA del canon es deducible y es financiado en el plazo del contrato. Esto supone una ventaja fiscal importante y un ahorro significativo para el cliente.

Por último pero no menos importante, la flexibilidad de la propiedad. Esta es una duda recurrente a la hora de contratar un servicio. ¿Qué sucede con el auto luego del contrato? En el caso del renting, la empresa cliente decide si compra el auto y se lo queda, si lo reemplaza o si lo devuelve cuando finaliza el contrato. Asimismo, un usuario o empleado del cliente puede ejercer la opción de compra al final del contrato, hecho que el leasing no permite. Esta permisividad es fundamental en contratos de mediano y largo plazo y más aún en empresas de gran envergadura, en principio, porque el leasing genera una estructura de mayor rigidez y la opción y la compra siempre está a cargo del cliente.

En RDA Uruguay nos diferenciamos por brindar un servicio de renting personalizado y consagrado. Nos avala que:

  • Sea nuestro core business y tengamos expertise en el área. Brindamos asesoramiento planificado.
  • Aprovechamos la economía de escala.
  • Realizamos mantenimiento desarrollado por personal capacitado y por nuestra alianza con talleres y proveedores en todo Uruguay.
  • Realizamos contratos flexibles a las necesidades de nuestros clientes y prospectos.